Poco a poco...volvemos con nuestras clases de funky/HipHop

Con Pablo González y el funky/HipHop seguimos online, nos hemos estrenado en presenciales, y lo que está claro es que no queremos parar de enseñar a bailar, de volver a disfrutar de bailar juntos.

Para completar vuestros planes, en breve publicaremos nuestra programación de actividades matinales desde el lunes 22 y todas las novedades de Escuela de Baile Alboreá en este verano post-CoVID.

Buen finde a todos, que ya mismo somos nuevos normales.

Poco a poco...volvemos con nuestras clases de salsa y bachata

Nos pone en movimiento saber que hay tantos alumnos que han querido volver a las clases de Omar Alegre, que debido a las limitaciones de aforo tenemos que duplicar nuestros grupos de bachata y salsa, ¿que tenemos que estar más horas en Alboreá? Felices del tiempo que pasemos haciendo lo que más nos gusta: enseñar a disfrutar del baile.

Gracias por vuestro apoyo, y os recordamos que hay flexibilidad para el pago por clase, porque lo que hay es ganas de sabrosura y se nota.

¡Felicidades, Pablo!

El Funky y el Hiphop tienen nombre propio en Escuela de Baile Alboreá: Pablo González.

Y hoy que cumple años, queremos felicitarle, porque aunque las últimas semanas nos hayan puesto a prueba a todos, ha sabido mantener el baile en un lugar importante en su vida y en la de sus alumnos, porque hay mucho más que una pantalla entre ellos.

¡Feliz cumpleaños Pablo, y lo celebramos pensando en bailar juntos!

Poco a poco...volvemos con nuestras clases de flamenco

Valdemoro y todo Madrid en fase 2, y lo celebramos retomando desde este lunes, las clases presenciales de flamenco, cada semana un palo distinto, de modo sencillo y muy dinámico.

Hemos tomado las medidas recomendadas por el MInisterio de Sanidad en cuanto a higiene y desinfección, que, entre otras, incluyen el uso restringido de los espacios comunes como aseos o vestuarios, aforo limitado en las aulas, y la obligación de usar mascarilla.

Todo por el cuidado y atención de nuestro alumnos para que, preservando nuestra salud, recuperemos el disfrute de bailar juntos.

Y será mejor que el primer día, será un nuevo primer día.

Nunca perdimos la esperanza de volver a bailar juntos.

Nunca supieron decirnos cuánto iba a durar

pero sí podemos contarte que está quedando atrás.

Solo hace falta dar un primer paso

para ver que el mundo empieza a tener otro color

y que necesitamos del impulso de todos

para seguir adelante.

La esperanza es el mejor antídoto ante la incertidumbre

y nunca perdimos la esperanza de volver a bailar juntos.